jueves, febrero 15

que hacer?

Tengo este trabajo, que no me gusta. Este trabajo ocupa mas de la mitad del tiempo que dura Mi día. Y así de pronto pareciera que Mi día ya no me pertenece, sino que le pertenece a este trabajo, que no me gusta.

He sido muy afortunada, porque siembre he trabajado en cosas que me llenan el alma, cosas que he me han hecho feliz. Y ahora tengo este trabajo que me sepulta en una silla todos los días. Es imposible evitar el sabor amargo. ¿Qué hacer?

Hoy caminaba al trabajo y vi que linda puede ser la cotidianeidad de caminar todos los días desde mi casa hasta el metro, y después desde el metro hasta acá. Luego hacer las tareas que me tocan y volver a la casa. En el camino pasar a comprar el pan (y una palta si fuera posible!). Llegar y salir con la Cuca a caminar un rato. Volver y tomar un té. Y hacer alguna cosa pendiente, ordenar un poco, cocinar algo rico, sentarse en la terraza, tejer un rato... irse a la cama con el espíritu lleno de calma. A la mañana siguiente, un día igual y diferente a la vez.

En mi afán de encontrarle el sentido a las situaciones amargas, hoy descubrí que puedo volcar mi atención a otros aspectos de la vida, fuera de lo laboral (que los últimos años tenía la atención prioritaria). Cuando descubro que hay algo más allá afuera, puedo sentir un poco de calma otra vez. Y respirar con tranquilidad.

9 comentarios:

alfredo dijo...

comprar pan fresco...

quizas un cafe?

eso es lo que vale la pena

ya miraste el cielo hoy?

Indigo dijo...

Me alegra tu vuelta: te echaba de menos.Ánimo.

Danni dijo...

que bien que estes aqui de nuevo.. Maite. Te echaba mucho de menos...!
Amiga, eres un persona muy valiente.. y estoy segura que encuentras el camino..! A veces pasamos como "ciego" por la vida.. hay que abrir el corazon para ver y sentir..! Me gusto mucho, el comentario de Alfredo... son cosas sencillas.. pero si, que bueno el olor de un pan recien hecho! Un cafecito en una una teraza..!
Un abrazote fuerte... amiga

Paulina Baeza dijo...

arriba ese ánimo ,todos peleamos con la rutina o con la pega que no nos gusta,cumple con lo tuyo y luego a otra cosa mariposa,la creación está dentro tuyo,date una vuelta por mi blog.ah siempre existe la posibilidad de encontrar otro trabajo,hay que estar atento/a.Pauly

Lunaria dijo...

Ese es el truco. Enriquecerse con el tiempo libre y endulzar esos ratos amargos que da el trabajo.

Verito dijo...

que emocion!!! quero saber que es lo fuera que encontraste, me gustan tus dias de colores.

Un abrazo grande!

Paula460 dijo...

eso siempre me digo... la pega es una parte de mi vida... no mi vida.
si tengo problemas en la pega...el recordar eso, pone las cosas en perspectiva.
el hecho de ver tu actividad laboral como algop trascendente tambien alivia la carga... como hago eso? siempre pienso que el fin ultimo de mi trabajo son las personas.
bueno , en mi caso es mas patente porque soy trabajadora social. pero no siempre trabajo con personas de carne y hueso. cuando me toca trabajar con datos y estadisticas...me recuerdo que siempre el fin son personas y eso le vuelve a dar sentido.

.:soplador:. dijo...

....mmm el olorsito de pan fresco y tu linda perrita sabia....un abrazo

cdespacio dijo...

Hay que tener mucha riqueza interior para saber disfrutar las cosas así, es decir, cuando una está acostumbrada a hacer cosas que le apasionan, encontrar pequeñas pasiones fuera de donde las encontraba habitualmente significa que ya hay una riqueza interior ganada que es la que te lo permite.

Enhorabuena y...qué envidia!

me ha gustado tu blog